TÉCNICAS Y SISTEMAS DE MEDICIÓN

Medición del perfil y del desgaste del carril

Para la medición de los perfiles y el desgaste de los carriles se utiliza la más moderna tecnología láser y de vídeo. Los transmisores de valores de medición, con emisores láser y cámaras receptoras, están montados en un bogie del vehículo de medición; los sistemas electrónicos y el ordenador se encuentran alojados en el interior del vehículo, en uno de los racks.

Las unidades láser están termoestabilizadas de forma precisa, para evitar que la luz ambiental influya en la medición. Las cámaras registran la totalidad de la sección de los carriles; desde el patín hasta la superficie del carril.

El usuario puede determinar la frecuencia de medición. En cada proceso de medición se registran los perfiles de los carriles, se combinan con el kilometraje y se guardan. El sistema trabaja a velocidades de medición de hasta 300 km/h y permite un reconocimiento del tipo de carril en tiempo real.

Se miden los siguientes parámetros en ambos carriles:

  • Perfil completo
  • Altura del carril
  • Ancho de la cabeza del carril
  • Inclinación del carril
  • Peso del carril (tipo)
  • Rebabas en los carriles
  • Ancho de vía y ancho mínimo

A partir de estas mediciones, y comparándolas con el perfil teórico definido, pueden calcularse en tiempo real los siguientes parámetros para ambos carriles:

  • Desgaste en altura y anchura
  • Desgaste de la superficie seccional de la cabeza del carril, indicado en milímetros cuadrados o en tanto por ciento
  • Desgaste del carril en hasta 9 puntos de la cabeza definidos por el usuario

El sistema marca los registros de aquellos puntos de los carriles que se encuentren fuera de las tolerancias seleccionadas y los incluye en el informe de errores. La conjunción de los datos de medición del ancho de vía con la inclinación y el desgaste del carril permite un análisis sobre el estado general de los carriles.

El sistema de medición del perfil del carril puede medir también la distancia entre el carril y el contracarril. Para ello se desplazan horizontalmente los transmisores de valores de medición hacia el interior con ayuda de servos. Los parámetros medidos se transmiten al ordenador de a bordo, donde se guardan junto con los datos de medición de la vía.