Medición del hilo de contacto

Para la medición de la posición horizontal y vertical del hilo de contacto con respecto a la vía se utiliza un sistema de medición óptico sin contacto, asistido por láser. El sistema está diseñado para el registro y tratamiento simultáneos de la altura y la posición transversal de hasta cuatro hilos a velocidades de hasta 300 km/h.

El sensor de medición está montado en el techo del vehículo. Los valores medidos se transmiten a la unidad de cálculo del vehículo de medición. Un haz láser modulado a alta frecuencia y estabilizado térmicamente, explora a través de un espejo orientable un área de ± 35° por encima del vehículo y en sentido transversal a la marcha 100 veces por segundo. Cuando el haz láser choca contra el hilo de contacto rebota y es recogido por la unidad receptora. El sistema calcula la distancia entre el espejo y el hilo de contacto a partir del desfase entre la luz emitida y la reflejada. Teniendo en cuenta la posición angular del espejo, pueden trasladarse las coordenadas polares a un sistema x/y.

Los valores para la altura y la posición lateral se determinan mediante la compensación de los movimientos de la caja del vehículo y el alabeo con respecto a un plano de referencia, que se encuentra en las superficies de ambos carriles. Teniendo en cuenta los datos de la medición del ancho de vía, es posible referenciar la posición del hilo de contacto con respecto al eje central de la vía.

Los datos de medición preparados se transmiten vía ethernet al servidor principal del vehículo de medición y se guardan junto con el resto de los datos de medición. Para la visualización durante la marcha de medición puede combinarse la posición del hilo de contacto con otros datos de medición, por ejemplo el peralte, el radio de la curva o la curvatura.

Para la limpieza de la unidad emisora y receptora láser, el sensor de medición está equipado con un sistema de limpieza mediante vapor y vacío. Se activa desde la cabina y permite la limpieza efectiva del sistema óptico incluso durante la marcha de medición.

A partir de una distancia de 2,5 metros, el haz láser deja de ser peligroso para el ojo. Como medida adicional de seguridad, a velocidades inferiores a 3 km/h, se cierra automáticamente la tapa del sensor de medición. El escáner láser dispone de una calibración automática a intervalos de 20 milisegundos. La luz solar no interfiere en el sistema.

En combinación con el reconocimiento automático de postes, el sistema permite el análisis de la posición del hilo de contacto, así como una sincronización geográfica con respecto a los postes.