Medición de los errores en la superficie de los carriles (desgaste ondulatorio)

El sistema de medición del desgaste ondulatorio sin contacto reconoce los errores en la superficie de los carriles a lo largo de un rango de longitud de onda de entre 10 y 1000 mm, todo ello a velocidades de hasta 300 km/h (reduciendo la velocidad de medición pueden registrarse también longitudes de onda más cortas). Para un registro preciso no es necesaria una velocidad mínima de medición. El sistema utiliza una cuerda de medición corta y asimétrica de tres puntos.

Cada 5 mm se miden las desviaciones de la cuerda y, a partir de ellas, se calcula para cada carril una curva espacial de la nivelación longitudinal absoluta.

Se muestran los siguientes parámetros:

  • Amplitudes del desgaste ondulatorio para ambos carriles, como valor efectivo o como valor pico; hasta para 4 rangos de longitud de onda definidos por el usuario.
  • Longitudes de onda representativas del desgaste ondulatorio para un total de hasta 4 rangos definibles.

Tres sensores láser ópticos de alta resolución conforman la base para la medición de la cuerda. Estos sensores están montados en sendas unidades de medición por láser para cada uno de los carriles, en el mismo bastidor que el sistema de medición de la vía. Gracias a esta disposición, los sensores láser permanecen siempre paralelos en sentido vertical con respecto a las superficies del carril. Un servosistema se asegura de que los puntos centrales del haz láser se encuentren siempre exactamente en el centro de los carriles. Los parámetros medidos se transmiten al ordenador de a bordo, donde se guardan junto con los datos de medición de la vía.